Principalmente soy un extranjero que se enamoró de Colombia.

También soy un emprendedor que invirtió en este país porque considera que Colombia tiene un gran potencial a pesar de que no se explota correctamente por falta de confianza en ella, o por creer que los tenaces problemas de su sociedad no tienen solución.

Mi relación con Colombia viene de lejos. Visité el país por primera vez en 2003. En los últimos años he vivido y trabajado en todos los continentes, y desde 2016 empecé a pasar la mitad del año en este país. En el 2018 me mudé permanentemente.

Por no querer abordar temas en los que no me especializo, decidí enfocar este blog en la filosofía del emprendimiento y las responsabilidades del cliente en el marco de desarrollo de una economía sostenible a escala humana.

Poseo una amplia experiencia laboral en estrategia empresarial, venta, publicidad y mercadeo.

  • He trabajado en todos los continentes, específicamente en Canadá, Estados Unidos y Francia. Incluso he buscado clientes en el desierto egipcio; difícil de creer, pero cierto.
  • En los últimos 40 años he trabajado en diversos sectores: desarrollo de software, portales de internet, productos industriales, productos financieros, agencias de publicidad, entre otros.

Mis crónicas se encargarán de abordar los temas desde un ángulo práctico. Si bien es cierto que estudié en Francia, país donde se inventan teorías complicadas que solo los franceses son capaces de comprender, trabajé principalmente en Estados Unidos y Canadá donde el valor de cada uno es determinado por sus realizaciones del mes anterior. Así que me enfoco en producir textos cortos y sencillos con – ojalá – fines pedagógicos orientados a generar resultados en los lectores.